¿COMO INFLUYE LA MUSICA EN LOS JOVENES?

31-05-2012



La música es un arte muy extenso que se transporta hacia ti y tus sentimientos. Esta puede ir directo alegrando tus celebraciones, o entendiendo tus encrucijadas con música a la medida. Sin embargo, ¿creés que sus letras o ritmos puedan influir sobre ti ?

En gustos se rompen géneros… ¿Por qué a los jóvenes les gusta tanto el reguetón? ¿Por qué la música clásica estimula la mente? ¿Por qué los géneros musicales se relacionan con ciertas actitudes? Son muchas preguntas que pueden surgir sobre la influencia de la música. Sin embargo, esta no es más que una situación de gustos que no puede llegar a influir sobre vos.

Transmisión de sentimientos

El primer sentido que se activa en los seres humanos es el oído, el cual resulta ser un gran estímulo desde el vientre. Sin embargo, los gustos musicales van más de la mano con las construcciones familiares y sociales en las que te desarrollás,

Como cualquier arte, la música va de la mano con los sentimientos, siendo el canal perfecto para materializar todas esas emociones que se llevan dentro, ya sean positivas o negativas, explica la psicóloga Suzzete del Valle.

Conexiones musicales

Son tus sentimientos los que están conectados a los sonidos, no tu personalidad. Es decir, escuchar música deprimente todo el tiempo no quiere decir que te volverás depresivo, o con sentimientos pesimistas, es más un estado anímico que suele variar según modas y tendencias, agrega el psiquiatra Mario Lara.

¡Música para tus sentidos!

Es cuestión de que descubrás qué hay más allá del reguetón, electrónica, rap, pop o rock, ya que cada uno de estos ritmos conlleva historias y sentimientos, ya sea de amor, desamor, melancolía o euforia, con los cuales te podés identificar según tu día a día. Date un tiempo para cada ritmo y ampliarás tus conocimientos y gustos musicales, aconsejan los especialistas.
Dato curioso: la conexión de los ritmos musicales con el cerebro provoca ciertas reacciones como relajación, creatividad, estimulación neuronal y concentración.

Investigado por Marcos Rodas

Fuente: http://aunla2.0pl.com